Descripción del proyecto
El programa de primer apoyo, destinado a jóvenes que presenten su primer episodio psicótico, quiere poner en marcha un servicio para el cuál quiere realizar un convenio de colaboración con el servicio público de salud para conseguir derivaciones y una mayor coordinación de casos. Una vez que la persona entra en contacto con AGIFES las intervenciones se suceden en el domicilio de la persona, donde el equipo interviene incluso antes de que se produzca el ingreso en un abordaje que no se limita a la persona con un cuadro psicótico, sino que se dialoga con la familia transmitiéndoles que pese al diagnóstico se puede tener una vida plena, llena de significado y que, para ello, la detección precoz de los problemas de salud mental resulta un aliado. También se refleja la importancia de hablar con naturalidad de la psicosis ante el afectado y el resto de miembros de la familia como recoge el estudio de la emoción expresada y la recaída psiquiátrica, donde se observa una relación directa entre cómo trata el entorno el problema de salud mental de uno de sus miembros y la existencia de recaídas.